Chapulín de milpa, es mejor que la carne

Escrito por el 20 noviembre, 2019

Este insecto que es considerado una plaga, puede ser una recurso alimentario para combatir la desnutrición infantil de nuestro país.
El chapulín de milpa (sphenarium purpurascens) es una de las plagas más devastadoras en el centro y sur de México. Sin embargo, si se recolecta como recurso alimentario (es fuente de proteína sana,sustentable, barata y no contaminante) podría ayudar a combatir la desnutrición y la obesidad en el pais, a reducir el consumo de carne convencional y a bajar la emisión de gases de efecto invernadero generados por las actividades ganaderas.

Cada año, por ejemplo, en el valle de Puebla-Tlaxcala, entre 40 mil y 50 mil hectáreas de cultivos de maíz, alfalfa y frijol son infestados por sphenarium purpurascens, especie endémica de México.
«Es tan destructiva esta especie que , si en un metro cuadrado de parcela hay unos 100 chapulines, se comerán casi toda la planta, la cual, al carecer de áreas fotosinéticas, morirá o ya no dará frutos (mazorca o vainas)», dice René Cerritos Flores, investigador de la Facultad de Medicina de la UNAM adscrito al centro de Investigación en Políticas, Población y Salud de esta misma casa de estudios.
Un Cálculo de Cerritos Flores, quien trabaja en el aprovechamiento sustentable del chapulin de milpa y su potencial relevancia para la dieta del mexicano , indica que , si normalmente se cosecha cuatro toneladas de cultivo por hectárea, con la infestación quizá sólo se obtenga una.

Alimento proteico

S. purpurascens no deberia ser considerado una plaga, ya que tiene un gran potencial alimenticio desaprovechado. La proporción de materia digerible y la presencia de todos los aminoácidos en él
hacen que sea un alimento proteico de alta calidad. Contiene 53.17% de proteína, 4.13% de grasas, 2.31% de carbohidratos y 19.5% de «fibra».
«Un kilo de chapulin de milpa incluso puede contener el doble de proteína que un kilo de carne convencional (res, cerdo y pollo), y comparado con el del atún u otro pescado, su valor proteico es similar. Asimismo, tiene una gran cantidad de minerales y vitaminas y es mas bajo en grasas que la carne magra. Su exoesqueleto, formado por quintina funciona como fibra y es benefico para la microbiota del ser humano», informa Cerritos Flores.

Extracción Sustentable

¿Como aprovechar de manera sustentable una plaga para que deje de serlo? Según el investigador de la UNAM, con base en políticas se puede extraer la mitad de los chapulines, para atacar el problema de injusticia alimentaria.

«La extracción de la mitad de ellos permitiría alcanzar tanto su sustetabilidad como la seguridad alimentaria para generaciones posteriores. Recordemos que en México hay 1.5 millones de niños con desnutrición crónica.»

En nuestro país, el chapulin de milpa infesta cerca de un millón de hectarias. Con la distribución actual, tan solo de esta especie se podrían extraer de 200 mil a 500 mil toneladas.

«En particular , del valle de Puebla-Tlaxcala, cada año se podrían obtener 50 mil toneladas; es decir, la mitad de los chapulines que infestan sus cultivos. Así, el recurso permanecería a lo largo de los años. De eso se trata la sustentabilidad», apunta el investigador.

Industria informal

En opinion de Cerritos Flores, México se ha tardado mucho en desarrollar una industria de insectos comestibles, debido a lña informalidad de la captura del chapulin de milpa.

» Desde hace mas de 30 años, los chapulineros lo extraen clandestinamente de cultivos, sobretodo de alfalfa. En un día recolectan con redes de 10 a 15 kilos. Un riesgo sanitario es que en la colecta vayan chapulines sobrevivientes a los insecticidas (malation, principalmente) que se aplican a las parcelas para controlar la plaga.»

Por eso, para su formal industrialización y comercialización, es necesario que sea un producto inocuo, esto es, libre de contaminantes, bacterias entericas y otros componentes que puedan ser dañinos para la salud de las personas.

«Ademas de la validación sanitaria de la Comisión Federal para la protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), la cadena de extracción, distribución, venta y consumo del capúlin de milpa requiere políticas publicas y la participación de un grupo interdisciplinario integrado por ecologos, nutriologos, abogados, psicólogos, mercadologos…» añade el investigador.


Opiniones

[No hay estaciones de radio en la base de datos]